Corazón de arquitectura

Este blog está dedicado a la investigación, re- valorización, difusión y conservación del Patrimonio tangible e intangible de la ciudad de Rosario, a través de postales antiguas, notas del autor, fotografías históricas y actuales de los hitos edilicios de una ciudad que concentra obras de los arquitectos más importantes de la época de oro de la arquitectura nacional y destacadísimos profesionales de actuación local que forman el corpus patrimonial de Rosario.

Autor: Arquitecto Pablo Mercado
Tuitter: @pmercado10
email: pmercado400@gmail.com
Colaboracion especial: Ana María Ferrini

lunes, 29 de enero de 2018

Reflexiones sobre los edificios en altura en Rosario

Autor:  Arq. Pablo Mercado
Este texto fue publicado originalmente en año 2015 en La Gaceta del Colegio de Arquitectos Distrito 2. 
Dirigida por el arq. Javier Armentano


Rosario es una ciudad singular. Los ciudadanos rosarinos hemos instalado en los últimos años debates sobre el patrimonio de nuestra ciudad: si el material de frente o la pintura color negro (1) .., “si el edificio original o la reforma”,…“si  existe el casco histórico”…
Como toda sociedad que se construye sobre sus símbolos, la conservación de nuestro patrimonio nos preocupa, patrimonio relativamente nuevo comparado con el de otras ciudades, pero ya centenario, y cuyas imágenes ya son parte de nuestra identidad.
Desde la Comisión de Patrimonio del Colegio de Arquitectos Distrito 2 en las 15 sesiones de Semana de Patrimonio y en cada oportunidad que se nos ha brindado, siempre sostuvimos que “conocer es amar” y que “se valora lo que se conoce”. La idea de este texto es poner en juego edificios y arquitectos que actuaron en Rosario.

Pensar edificios en Rosario es -en alguna medida- poder contener nuestro inmenso territorio. El paisaje llano, sin variaciones, salvo la barranca y el rio. Lograr la visión sobre lo bajo siempre ha tentado a quien pudo construir en altura.
Si rastreamos este tema, ya está presente en las primeras torres de la iglesia de Rosario, construída por el arquitecto estadounidense Timoteo Guillón, que se emplazó como campanario y miradores del río y sobre los caminos entre 1834 y 1836.

La construcción de un territorio productivo que se sumó por la colonización y el ferrocarril aportaron a Rosario un nuevo contexto al de ciudad puerto.
Hacia 1880 el aumento de la población y el desarrollo económico propusieron a la ciudad dos nuevos proyectos: uno fue el reemplazo de la iglesia de Guillón por el proyecto del arquitecto italiano Juan Batista Arnaldi entre 1882 y 1888, El nuevo proyecto incorporó mayor altura a las torres y una nave única sin columnas intermedias, con una cúpula, en la unión con el transepto.
Al mismo tiempo la sociedad civil planteó un nuevo proyecto: un edificio para Tribunales Provinciales, el proyecto del emprendedor inmobiliario Juan Canals, proyectado y construído por Herbert Boyd Walker, se inició en1889 y se finalizó en 1892.
Este edificio desplazó el crecimiento de la ciudad desde el eje de la calle Buenos Aires –camino al sur- sobre el eje de la calle Córdoba – camino del oeste-. La catedral sobre la plaza 25 de Mayo y el Palacio de Tribunales sobre la Plaza San Martín fueron un nuevo eje que definió a la ciudad. Sobre ese eje se construyeron nuevos emprendimientos privados, ya no como edificios de la iglesia, ni del estado

En 1906 se construyó el edificio de la Compañía de Seguros la Bola de Nieve, proyectada por el arq. Francés Edouard le Monnier y construída por el constructor ticinés Alexander Máspoli- . Estableció un punto de inflexión por lo estrecho del lote, sobre la esquina de Córdoba y PROGRESO luego Laprida.- el remate se remató con un templete que se relacionaba con la cúpula de la Catedral, la cúpula de la casa Arijón (demolida) y una cúpula desaparecida sobre la calle Laprida. Fue el primer edificio con ascensor de la ciudad.
Al mismo tiempo, pero inaugurada unos meses después, en 1907 se contruyó el edificio de la Compañía de Seguros la Agrícola proyectada por Federico Collivadino.
Estos edificios con cúpula y remates en esquina serán modelos que la ciudad repetirá. Ubicado el lugar y el tema, si el terreno no se encuentra libre se producirá la sustitución,
 Iniciado en 1901 y finalizado en 1910 los constructores piden una excepción para poder elevar la cúpula del Hotel Savoy. Aquí participan Herbert Boyd Walker como arquitecto consultor y Fausto Gallachi en la realización de los planos. La construcción es de Alexander Máspoli
 Entre 1914 y 1916 en la esquina de las calles Corrientes y Córdoba se construyó el edificio de "la Inmobiliaria compañía de seguros",  proyecto del arquitecto italiano Juan Antonio Buschiazzo y ejecutado por Candia y Cía. Este edificio fue durante un tiempo, junto con el Palacio Cabanillas, también de 1914-1916 proyecto del arquitecto Francisco Roca I Simó, el más alto de la ciudad y uno de los mayores conjuntos de renta
Tendremos los rosarinos que esperar a 1927 cuando el Palacio Fuentes inauguró la era de proyecto de arquitectos locales, afincados en Rosario, como Juan Bautista Durand, este edificio también tuvo que solicitar la excepción para poder construir su torre con reloj, linterna y una veleta con forma de arado. Juan Fuentes decía que había que dejar las espinas donde se comía el pescado, por eso su edificio fue un tributo a la ciudad dónde pudo hacer fortuna.
Sin dudas la altura, y la decoración irán sumando metros y detalles tendrán su corolario en el Palacio Fuentes y en el Palacio Minetti, construído por Ferrarezze Hnos.(1929-1931) de Gerbino, Schwartz y Durand que no supera la altura de sus anteriores, pero dónde el detalle lo hace "enorme".

Los cambios en los sistemas constructivos llegan a la ciudad y es con un nuevo edificio que ya no establece la esquina para una cúpula sino para un juego de volúmenes que la prestigia por su composición.: en 1938 se construirá el edificio de la Comercial de Rosario proyecto de los arquitectos De Lorenzi Otaola y Rocca y construido por Biasutto y Fuentes sobre el eje de calle Córdoba y la intersección con el Boulevar Oroño. La torre sobre Córdoba, un volumen bajo sobre Bv. Oroño y una placa curva en la esquina sobre un basamento, son aún hoy una solución pocas veces superada.
En 1943 se edifica la torre exenta de medianeras en calle San Juan y Maipú de los arquitectos Picasso; Funes y Fernández Días para la Sociedad Unione y Benevolenza. 
Crisis económica mediante, pasaran varias décadas para que el proyecto de la Comercial de Rosario sea superado en altura.

En 1962 con la torre de Oroño y Rioja se impondrá un nuevo límite a todos los proyectos anteriores. Constituido por un partido exento sobre un terreno dónde se ubicaba el chalet de Luis P. Suarez, esta constituido por un juego de placas vidriadas al norte y semi cerrada al este y cerradas al sur y al oeste. En esta torre se expresa el H° A° visto que confronta con los vidriados. Esta construcción en un lote por sustitución, de alguna manera, marcó el principio de un proceso dónde el tejido perdía propiedades de gran valor. El proyecto es de el arq. Noguerol y el ing. Brebbia
En 1970 Se construye el edificio Minordo y luego los edificios de la "Cooperativa de Vivienda" en Colón y Mendoza, proyecto de los arquitectos Picasso y Fernández Díaz.
Kachero y Kosuch sobre las barrancas del monumento Nacional a la Bandera construirán dos placas cerca de 1978 que rebasarán nuevamente la altura, que se suma a la perspectiva desde la barranca del  parque.

Varias crisis de por medio los capitales rosarinos volvieron sobre el tema de la altura y el proyecto. En el año 2000 se renuevan las iniciativas y el CPN Latucca gestionó junto a los arqs. Juan José Fabri y Fontan la contrución del edificio Punta Divisadero sobre la calle Jujuy y Corrientes, inaugurado en 2002. Aquí la altura se obtuvo al ubicar el edificio sobre la avenida Wheelwrigt y despegarlo de sus medianeras en la parte superior.
Como parte del atractivo de Rosario como ciudad pujante el estudio de Mario Roberto Alvarez construyó su tercer proyecto en la ciudad, el edificio Aqualina, inaugurado en 2009. El primer proyecto fue el Banco de la Nación Argentina en 1978, el segundo el anexo de la Bolsa de Comercio de Rosario. La torre aquilina también sobre la barranca del Monumento a la Bandera, se ubico dónde estaba la casa de Isidoro Slullitel, obra que fuera proyectada y construida por el arq. César Benetti Aprosio.
Hacia 2010 el desarrollo de Puerto Norte sobre los antiguos terrenos portuarios y del ferrocarril sumó al perfil de la ciudad el conjunto de las torres Embarcadero y Dolfines Guaraní I y II -las primeras gemelas rosarinas- con gestiones del CPN Aldo Latucca y proyecto del arq. Augusto Pantarotto. Este conjunto, fuera de la trama urbana tradicional, creó su propio entorno y es -desde el rio o desde algunas terrazas- parte del skyline de la ciudad..
 En 2014 se inauguró la torre Maui del estudio, de la cual aún faltan su gemela y las obras complementarias que conforman su entorno, que se sumó al skyline de las torres de Puerto Norte.

Sin dudas el tema de la altura no esta agotado en Rosario y los rosarinos seguiremos buscando la mayor altura y la mayor calidad. Tendremos que seguir aprendiendo de nuestras experiencias para poder mantener e incrementar las condiciones de habitabilidad de nuestra ciudad. Las área central dónde los terrenos sin construcciones no abundan y las áreas periféricas que permiten mayores lotes.
La atracción por la altura ha sido desde la torre de babel algo apasionante para el hombre. Esa pasión puede ser negativa o positiva, si logra mejorar las condiciones de habitabilidad. Un habitat donde los habitantes puedan apropiarse del espacio urbano para su crecimiento
Paris es desde su creación una ciudad que hace centro en Notre Dame de Paris, manteniendo su centralidad. Cada decisión que tomamos, sobre nuestra ciudad, influye sobre esta, si esas decisiones sobre la ciudad potencian -por ejemplo- una mejor calidad de vida en Funes que en Rosario, “no estaríamos poniendo las espinas donde comimos el pescado”, según decía Juan Fuentes.

Notas
(1) En el caso del Museo Castagnino cuando la artista Mariana Tellería lo pinto de negro.

-Bonacci, Jose Mario.  “Rosario desconocida: Arquitectura racional” en La Capital. 2003
-Marini, Viviana Herbert Boyd Walker. Trazos de su biografía Centro de estudios genealógicos e históricos de Rosario
-AAVVGuia de Arquitectura de Rosario Editado por Junta de Andalucía. Sevilla España 2003.
-AAVV. 041 los años 50 obras de la década. Editado por Colegio de arquitectos D2


domingo, 21 de enero de 2018

Eternamente Junior. Arq. Pablo Mercado.

"Saliendo una tarde del Túnel de arquitectos, con un amigo encontramos -no podrí­amos decir que descubrimos- un bar; dos escalones debajo de la vereda, en plena city, en el 849 de calle Mitre, en la planta baja de un edificio construido por Vanoli y Quaglia. Este bar se originó en 1953, y la imagen actual es de la remodelación que hicieran los arquitectos José Luis Felcaro y Eduardo Castañeira en 1963 y que aún se conserva. Dos toldos y un cartel negros con letras blancas lo nombran exacto: JUNIOR

En el interior, el espacio revestido de maderas de viraró y formica blanca ha conservado el tiempo. Los materiales han envejecido noblemente, delatando su edad como las arrugas de una cara, arrugas que han costado más de una sonrisa
Una barra de madera, fórmica y placas de cobre de la casa Silvano; una fotografí­a de gran tamaño -impresa por el estudio de Carrillo- forma un mural, sobre un dibujo de Osvaldo Mateo Boglione para la carta original de 1963. Las butacas de madera y cromo tapizadas en cuerina negra. Las mesitas fijas, que permiten colocar el bolso. Fluorescentes embutidos: la iluminación y el aire acondicionado como parte del diseño. Todo esta pensado, desde el principio y hasta ahora. Cada detalle como un elemento del espacio y no como una decoración o ambientación.

Una de sus dueñas, Marí­a José, nieta de José Peláez -su propietario original- nos cuenta que el bar se ha transmitido en la familia por tres generaciones. Una consigna en común: “no a la publicidad!”, el bar tiene su propios servilleteros de acero y madera productos de aquel diseño original.

Siempre se establece el valor de un clásico cuando cumple 50’ años, pero que bueno es poder verlo en formación y que este nos pertenezca después de un cine o a la salida del trabajo.
Y en estos tiempos de lo efí­mero y del catálogo de Internet”¿cómo mantener un diseño vigente 46 años?. Tal vez su neutralidad, su modernidad y el diseño a conciencia permiten que se mantenga a pesar de los tiempos.
Serí­a bueno que diéramos una vuelta a ver si nuestro tiempo y nuestro espacio aún nos pertenecen y podemos darnos el lujo de tomar un café o almorzar un sándwich de pavita, un Frankfurt o un Super Reyna, nombres que salieron del nombre del cliente que pedí­a ese plato, de esa manera, y así­ heredó su nombre.

Cuando pensamos en patrimonio muchas veces lo asociamos con lo perdido o con la nostalgia. A veces podemos rescatar de manera individual y egoí­sta un objeto, una moldura o una foto como congelando -deteniendo- ese lugar y ese momento para siempre. El patrimonio involucra un lugar, un tiempo y personas identificadas con ese espacio fí­sico y temporal. Si las distintas generaciones mantienen su identificación los lugares permanecen en la memoria, singulares para cada uno, pero al mismo tiempo comunes, compartiendo la idea de que estamos ante algo importante porque significan. Cuando aplicamos esto a la arquitectura deberí­amos pensar los edificios como un lugar, donde lo concreto se convierte al identificarnos, padres, hijos, y porque no abuelos, en un sentimiento. Así­ los testimonian sus fieles clientes que se han apropiado del lugar desde hace más de 40 años.
Tal vez este bar represente un raro caso de permanencia de la memoria en el presente que nos convierte en protagonistas de nuestro tiempo y nuestra identidad."

Este texto fue publicado originalmente en www. viarosario en Octubre de 2009. Y luego fue nuevamente publicado en http://viarosario.viapais.com.ar/arte-y-diseno/notas/eternamente-junior-27102.html. Agradecimiento a la arquitecta Ana María Sánchez.

Fotografí­as: arq. Juan Rodriguez
Fotografí­a en blanco y negro: José Luis Felcaro
Arq. Ana Marí­a Sánchez




"Campanas en el cielo" Historia del Palacio Fuentes



Palacio Fuentes

Arquitecto Juan Bautista Durand
Ingeniero Archipenco
Constructores Ferrarezze hermanos.
Decoraciones de Alfredo Guido
Propietario actual: Fundación Litoral

Documental "Campanas en el cielo", dirigido por el cineasta Héctor "Nene" Molina. Formó parte de la presentación que se hizo para la XII Semana del Patrimonio en el Palacio Fuentes en el año 2012. Coorganizado por Comisión de Patrimonio Urbano y Arquitectónico del Colegio de Arquitectos Distrito 2, Rotary Rosario, Cedodal Rosario y Fundación Estudios Litoral Argentino
octubre de 2012
https://www.youtube.com/watch?v=5H_VS-T27og&feature=share


Leda y el cisne

Autor: Ana Maria Ferrini

Leda y el cisne es un conocido motivo de la mitología griega, En forma de cisne, Zeus bajó del Olimpo y sedujo a la joven mientras se bañaba en el río Eurotas. Rara vez este motivo fue visto en la escultura de la antigüedad, pero surgió como tema clasicista con tintes eróticos, en el renacimiento italiano.
En la estatuaria urbana de Rosario, al menos dos veces aparece el mito en diferentes edificios. El mito original, representado en dos estatuas, dos escenas en el palacio Tiscornia[1], proyectado por el ingeniero Juan Kinsman Molinari
Sobre el primer piso, escoltando uno de los ventanales, la estatua de Leda, bañándose en el río, a la izquierda, Leda, poseída por el cisne, a la derecha.
En Pichincha, calle Richieri, en el coronamiento de lo que fuera el prostíbulo “el mina de oro”, aparece nuevamente la imagen de Leda, esta vez, activamente, la joven, toma al cisne del cuello y lo acerca a su cuerpo.
Pero, la imagen no alude ya, al mito original sino, a una recreación dramática del mismo. Ya no es Leda la protagonista, sino Leda representada por Teodora, esclava liberta,-luego emperatriz-, que, en las arenas del circo romano, representaba la escena, cubriendo su cuerpo con granos de trigo, al que gansos amaestrados picoteaban representando a Zeus convertido en cisne...




[1] Edificio en la esquina de calle Paraguay y San Lorenzo construido para la Familia Tiscornia

Fotografías Ana María Ferrini